¿Cómo mejorar la fotografía de tus productos?

Fotografia, Producto -

¿Cómo mejorar la fotografía de tus productos?

La fotografía que tomemos a nuestros productos es muy importante ya que debemos sacar el mayor provecho y la mejor cara a los productos que ofrecemos en nuestras redes sociales. Con buenas tomas e increíbles fotografías podremos conseguir un mayor impacto visual hacia los clientes, además de volver más atractivo el producto que vayamos a ofrecer.

En este blog te compartiremos una serie de consejos que podrás llevar a la práctica, logrando que tus fotografías se vean A TODA MADRE!

La iluminación

Lo que necesitamos para poder hacer fotos más profesionales es… ¡luz! Suena demasiado lógico, pero hay dos tipos de luz… la luz natural y luz artificial, esta última la podemos encontrar en focos o flash de luz blanca, fría o cálida. Es muy importante ya que, si no contamos con una cámara profesional o con un móvil con una cámara de alta calidad, la luz será un elemento muy importante en nuestra sesión fotográfica. Para esto podemos contar, comprar o hacer una caja de luz para colocar nuestros productos y sacar un mayor provecho y lograr el resultado que esperamos.

En cambio, la luz natural hay toneladas de ella, igual es ideal para este tipo de fotos, pero podemos encontramos con un ligero problema, este tipo de luz no se puede controlar, y por supuesto no podemos dejar a la suerte nuestra fotografía a la nubosidad del día, así que lo mejor es usar una iluminación artificial fuerte y difusa en caso de no estar tan adentro del mundo fotográfico.

 

El fondo

Otro elemento muy importante para la fotografía de nuestro producto es el fondo, algo que la mayoría de veces no le damos demasiada importancia. Este recurso podemos emplearlo de dos maneras que contrasten; los fondos de color neutro son nuestros mejores amigos si lo que buscamos es no complicarnos, los fondos de color negro aportan elegancia y sobriedad en nuestros productos, en cambio, el color blanco permite a nuestros productos una mayor adaptación a las Market Place, además de facilitar la edición en caso de necesitar ser recortado; además de ser el fondo perfecto para productos de colores intensos y llamativos.

Los fondos creativos con mayores elementos son los ideales para generar una mayor atención en las redes sociales, solo debemos mantener el producto como pieza principal, esto podemos lograrlo al dejar en segundo plano (desenfocando) los demás elementos del fondo.

 

Un trípode

Al tomar fotos a veces no puede faltarnos el famoso “pulso de maraquero”, en este punto lo mejor será pensar invertir o conseguir un apoyo adicional para tener las mejores tomas del producto, hoy en día hay algunos muy accesibles en el mercado. El trípode o tripie nos permitirá buenos encuadres frontales.

 

La presentación

Tenemos claro que el producto es lo importante y por lo mismo no debemos olvidar tenerlo impecable, incluso muchas veces es mejor tener prototipos especiales para fotos, donde todo sea armonioso y estético. Al cambiar de posición nuestros productos es recomendable moverlos con guantes o algún paño ya que, al tomar la fotografía, nuestra cámara puede capturar las huellas que hayan quedado en el producto.

 

La proporción

¡Se veía mas grande! ¡Creí que cabría en mi bolso! Usualmente esto pasa por no tener objetos de referencia de tamaño a lado, para algunos productos lo mejor es colocar a lado de manera discreta algo que todo el mundo pueda referenciar al tamaño original.

 

Como se usa

A veces a primera vista no es posible descifrar como lucirá un producto. Si vendemos ropa, joyería o accesorios, nuestro objetivo y compromiso será facilitar al consumidor la decisión de compra, los modelos, maniquíes, y porta accesorios serán de las mejores herramientas a emplear para lograr estos objetivos.

 

Una sola estética

¿Chile, mole y pozole en tus fotos? ¡ALTO! No lo hagamos más, pues debemos mantener congruencia en las fotos de cada producto, al saltar de una idea o temática a otra solo lograremos confusión por parte del cliente y sin crear una memoria del estilo de la marca o los productos que vendemos. Lo mejor es enfocarse en crear colecciones de fotos por temporadas y así ganaras tiempo para que los clientes se familiaricen contigo y puedas generar nuevas ideas para innovar en nuevas fotografías.

 

La posición

No tengamos miedo a jugar con los ángulos o la perspectiva de las fotografías, un plus bien trabajado que en catálogos digitales permite que se valore mejor desde diferentes posiciones, creando una experiencia más satisfactoria al comprar. Agregará un poco de dificultad, pero valdrá mucho la pena brindar cada detalle y ángulo del producto.

 

No filtros, no flash

Los filtros pueden jugar en contra de la fotografía de producto, utilizarlos puede generar una confusión a los clientes, debemos mantener una fidelidad casi exacta a la del producto en vivo si se quiere evitar problemas de cambios de color o texturas, así que aconsejamos que los filtros queden descartados.

De igual manera el flash puede jugarnos en contra si no contamos con el equipo profesional adecuado para obtener luces y sombras difusas. El flash de nuestros móviles o de cámaras de gama media no son los ideales, ya que suelen centrar la luz en un punto generando brillos incomodos, o quemado las orillas de la imagen.

 

Esperamos que estos consejos te ayuden a sacarle un mayor provecho a tus artículos a través de excelentes fotografías, logrando que la gente pueda identificarse de mejor manera con tu producto.